UMBRALES URBANOS

Arq. Gipsy Guilliani

Ícono

UMBRALES URBANOS
Integración del Subte al espacio urbano de Buenos Aires

El subsuelo es un espacio poco explorado, en estado latente. Las oportunidades y desafíos que evocan su ocupación nos permiten pensar en las distintas vinculaciones posibles con la cota cero, y en cómo volver productiva dicha asociación para el desarrollo y sustentabilidad de nuestras ciudades. Aquí el interés de este trabajo.

El propósito de esta investigación es establecer una dialéctica entre el sistema de espacios del Subte de Buenos Aires y el nivel cero de la ciudad, fomentando una relación de permeabilidad entre ellos y profundizando en la comprensión de las lógicas de la ciudad desde la experiencia de la integración del estrato del subsuelo y la trama urbana.

Para ello se extrapola de la figura del umbral arquitectónico su propiedad de fenómeno doble ampliando sus características hacia la escala de lo colectivo y de la ciudad; produciéndose así, la figura del Umbral Urbano como generador del proyecto: Estructura dialógica que establece una interfase, física y fenomenológica, entre espacios de carácter colectivo. Asumir ésto implica que la incorporación del Umbral Urbano supera la propia articulación y permite pensar en una nueva tridimensionalidad, generando una estructura que en su sección es continua. Esta asociación aumenta el valor de una estructura cívica importante sin alterar en absoluto el carácter del sitio y el perfil consolidado en la memoria colectiva de los ciudadanos.

Programáticamente el proyecto avanza en la generación de un sistema de aperturas, suturas y conexiones a modo de lograr una lectura fluida entre el Subte y el nivel cero, a la vez que plantea al sistema de integración como un “espacio didáctico” que mantiene constantemente su relación con los estratos y programas.

Así, la investigación adopta una postura de ruptura de la tradicional relación que existe entre los sistemas de subterráneos y el nivel cero, buscando otra relación de continuidad entre el interior y el exterior en esta tercera dimensión del espacio de la ciudad a través de la incursión de un Umbral Urbano.

“Establecer las partes intermedias es en realidad reconciliar polaridades en conflicto. Procuremos un lugar en el que puedan intercambiarse, y habremos restablecido el original fenómeno dual. (…) llamé a ésto “la más grande realidad del umbral”. A. Van Eyck (1959) –Congreso de Otterlo

-

Contexto

El abordaje del proyecto plantea el recorte de la red subterránea de Buenos Aires para un mejor manejo de la escala y de la espacialidad, presentándose como un potencial escenario de interacción entre los espacios del Subte y el nivel cero. El recorte seleccionado es un espacio público de alta significación para la ciudad: tiene un valor emblemático y cívico, espacio de identificación y pertenencia de Buenos Aires, hito urbano, movilidad de una gran afluencia de usuarios de la red de transporte y ubicación preferencial en relación a múltiples actividades vinculadas al sector. Es un sello inseparable de la identidad porteña.

El recorte de estudio planteado presenta potencial en las distintas variantes de vinculación física, visual y ambiental entre los estratos del subsuelo y el nivel cero que lo definen.

En el nivel del subsuelo: Denominado como el Conjunto del Subte, presenta la conexión de trasbordo del Nodo del Obelisco como elemento principal y conformador del subsuelo. Los pasajes subterráneos comerciales, las playas de estacionamientos soterradas y la Terminal de Combis Obelisco son los elementos que completan este conjunto.

En el nivel cero: Se evidencia como componentes relevantes, La Plaza de la República y el Metrobus de la Av. 9 de julio.


Materia

Desenterrar el subsuelo, dotación de luz natural, accesibilidad y continuidad multidireccional son algunos de los aspectos que se tomaron en cuenta a la hora de materializar el Umbral Urbano. Estas intervenciones promueven la integración espacial entre los elementos que lo componen planteando la construcción de una continuidad espacial y una transparencia en el Umbral Urbano.

Esta continuidad espacial se entreteje en el Umbral Urbano como variable de articulación de un conjunto de identidades para establecer la secuencia del recorrido. Promueve la reconstrucción de la materialidad y formas de relación entre elementos, poniendo en evidencia y volviendo productivas las posibles lecturas sobre una situación o fenómeno. Permite la unificación en una estructura de elementos que inicialmente funcionan segregadamente pero que sometidos a ciertas lógicas de unicidad adquieren una nueva significación como conjunto.

El Umbral Urbano habla de una “sensibilidad emocional” y contempla la luz como material que refuerza la experiencia sensitiva y perceptiva del espacio: se crean conexiones o aberturas que permiten su filtración, al tiempo que recrea un ambiente de seguridad. Este juego de transparencias y opacidades ayuda a disolver la división entre el interior y el exterior, al difuminar los puntos de encuentro de las entidades espacio-temporales.


Sistema

El Umbral Urbano entrelaza tres situaciones entre sus espacios: un lugar referencial y simbólico, que abarca la Plaza de la República y el atrio central; un lugar de recorrido, que abarca los vestíbulos, túneles y andenes; y un lugar programático de usos asociados.

Un lugar referencial y simbólico
La plaza se reformula con una intervención mesurada, a modo de pincelada, tomando en cuenta el valor de un punto emblemático de la ciudad. La intervención propone el acceso desde los extremos de la plaza, permitiendo el descenso que nos conduce al nuevo atrio central escalonado. El mismo está conformado por un sistema de rampas que reformula el acceso y consciente un ingreso suave y participativo, a la vez que plantea la continuación del corte definido.

Un lugar de recorrido
Los espacios de recorrido adquieren importancia en la definición de los espacios interiores del Umbral Urbano. Los espacios de conexión se vuelven conductos continuos, pero de anchura y altura variable. Durante su desarrollo se abren o se cierran para originar situaciones inesperadas, momentos de descubrimiento de nuevas perspectivas y diversas posibilidades de recorridos por el espacio.

Un lugar programático de usos asociados
El Umbral Urbano propone que los espacios del Subte se combinen a lo largo de su trayectoria con otros destinados a múltiples actividades, transformando las estaciones existentes en centros de cultura urbana.

Los extremos norte y sur del Umbral Urbano actúan como anclas programáticas conteniendo los espacios de mayor conglomeración. Estos constan de una sala de exposiciones, dos auditorios, un área administrativa y un área de capacitación (talleres) del Subte. Estos espacios se complementan con otros espacios perimetrales que envuelven el patio interior escalonado. Los mismos se plantean como escenarios no convencionales y como espacios potenciales para actividades comerciales, flexibles de adaptarse a futuros cambios en el programa. Estos espacios pueden contraerse y expandirse según los requerimientos de cada actividad variando su apariencia y modificándose con la participación de los usuarios.


Vínculos

El principal reto de este proyecto es demostrar que la arquitectura puede tener un efecto positivo cuando se aplica al rigor de la integración del subsuelo a la trama urbana. Este espacio de coopertenencia reconoce el carácter y las situaciones de borde asociadas al sistema del Subte y de la cota cero.

Para proyectar el espacio en la tercera dimensión (el subsuelo) hace falta una estructura que contrarreste los empujes y pesos de la tierra y de la ciudad. En el proyecto, la estructura participa desde el primer momento como un elemento soportante y contenedor de actividades. Es un elemento fundamental en el diseño del proyecto, ya que determina tanto las circulaciones como la disposición del programa.

El conjunto estructural es mixto, de acero y hormigón, y se presenta como un sistema dialógico entre las estructuras preexistentes y los nuevos componentes estructurales. Un rasgo fundamental del proyecto es la gran estructura VIERENDEEL suspendida sobre una extensa excavación del emplazamiento. Es la encargada de sostener la estructura y cimientos preexistentes del Obelisco, así como los andenes y los túneles de las líneas B y D respectivamente.

En combinación con los espacios vaciados en el terreno, la gran estructura también soporta el atrio central escalonado, que crea una dialéctica entre lo artificial y la evidencia de la luz natural. El nivel cero y las losas intermedias se perforan permitiendo el paso de la luz y dar una mirada al cielo. Las perforaciones se perciben como episodios a través de los cuales se tienen experiencias visuales variadas según el plano o la posición en los distintos niveles. A su vez, permiten producir patios de luz que sirven de lámparas durante el recorrido por el espacio. La sombra que se produce es impresionante, pero la luz es la protagonista. La luz es el símbolo del espacio exterior colándose al espacio interior.

De esta manera, se establece un sutil diálogo mostrando así, que el carácter público de la imagen exterior se ha extrapolado al espacio interior.


Investigación

El proyecto tenía el desafío de propiciar la integración del Subte con la trama urbana y a la vez mejorar las problemáticas internas actuales de los espacios del Nodo del Obelisco. De esta forma, la propuesta presenta el potencial de resolver a partir de una estrategia, ambas dimensiones. El Umbral Urbano efectúa una domesticación del subsuelo y genera nuevas conectividades reivindicando la necesidad de pensar la ciudad en tres dimensiones y propiciando una visión de conjunto entre los estratos de la ciudad.

Así, el Umbral Urbano reconoció las situaciones de borde asociadas al sistema del Subte y de la cota cero, desarrolló relaciones y anticipó nuevas organizaciones, estimulando la definición de las partes y modos de combinación de los fragmentos del recorte.

No obstante y ya finalizado este trabajo, queremos reflexionar sobre el subsuelo y su elevado potencial nada despreciable que debería ser objeto del debate urbanístico de la ciudad. Es necesario continuar con el avance de su estudio y abordar las barreras tecnológicas, legales, institucionales y ambientales que nos permitan desarrollar la definición de un marco jurídico respecto a la propiedad del subsuelo y su explotación consecuente.

De esta forma, pretendemos que la presente investigación pueda orientar futuros pasos y facilitar el desarrollo de otros proyectos que se orienten a comprobar que la integración del Subte (como espacio del subsuelo) y la trama urbana no sólo es posible, sino que es una real perspectiva de desarrollo para el futuro de nuestras ciudades.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Paisaje y ciudad

Arq. Gipsy Guilliani

FADU / Universidad de Buenos Aires (UBA)

Maestría Diseño Arquitectónico Avanzado (MDAA)

Directores: Justo Solsona/Daniel Becker / Profesores: Francisco Moskovits - Diego Dellatorre - Jorge Mele - Federico Lerner - Janina Zylberman

Director de Tesis: Arq. Claudio Ferrari

FADU / Universidad de Buenos Aires (UBA)

2015

Tesis de Maestría. 

UMBRALES URBANOS

Integración del Subte al espacio urbano de Buenos Aires 


Jurado - Tribunal Defensa de Tesis

Arq. Antonio Antonini

Arq. Andrés Borthagaray

Arq. Flavio Janches