Módulos de Abastecimiento Social para YPF

Hampton+Rivoira+Arquitectos (Jorge Hampton, Emilio Rivoira; arq. asociado: Roberto Lombardi)

Ícono

En la Argentina cerca de cien pueblos disponen de abastecimiento de combustibles a más de 100 km, con las consecuentes dificultades para comunicarse, disponer de energía para vehículos y toda clase de motores y requerimientos productivos, y enfrentar sobrecostos y falta de garantías sobre la calidad de cualquier suministro informalmente accesible. YPF desarrolló una investigación orientada por políticas públicas de inclusión social e implementó un programa de instalación de estaciones de servicio pequeñas, modulares y autosustentables para estos pueblos, generalmente remotos y fuera de los circuitos de demanda comercial.
El programa implica la fabricación en taller de dos módulos ensamblables, uno para un tanque divisible de 37.000 litros (nafta super/gas oil) y otro para la oficina del puesto de venta, el servicio sanitario apto discapacitados y una sala de máquinas. Los módulos se fabricaron en talleres metalúrgicos, se trasladaron a los pueblos designados en carretones, y se ensamblaron sobre plateas de hormigón armado previamente ejecutadas, asociadas a defensas metálicas y cámaras de tratamiento de efluentes bajo piso según las reglamentaciones vigentes.
Ambos módulos disponen de portones operables que permiten cerrar completamente la construcción cuando está fuera de servicio, y que contienen además la señalización e identidad gráfica de la empresa
Si bien casi todos los pueblos en cuestión poseen energía eléctrica, el programa MAS enfatiza la voluntad de adecuarse a prácticas sostenibles, compatibles con la distribución de combustibles fósiles. A tal efecto, y para volverlos disponibles para reubicarse en situaciones aún más extremas, los módulos MAS se abastecen de energías alternativas, según su ubicación geográfica y disponibilidad de recursos. Los módulos ubicados por debajo del paralelo 36, y siempre que el mapa de vientos lo posibilite, se abastecen de energía eléctrica mediante aerogeneradores de 4,7 KW diseñados especialmente para la Patagonia y la Antártida por INVAP, un centro de investigación del Estado. Los módulos al norte del paralelo 36 se abastecen con paneles fotovoltaicos ubicados sobre la cubierta en una estructura de inclinación y orientación variable según la disposición cardinal de cada predio. Su estructura de soporte, a modo de alero, está presente en todos los módulos para aportar protección contra lluvia y sol, completar la identidad del conjunto y resolver la iluminación artificial del entorno próximo.
La implantación de cada Módulo fue desarrollada a partir de un relevamiento in situ realizado por el equipo proyectista que implicó la selección de las parcelas disponibles, el análisis de accesibilidad y escenarios logísticos y finalmente el proyecto de cada conjunto, que ha sido concebido como una muy pequeña edificación pública al mismo tiempo institucional, infraestructural y paisajísitica.

YPF

Contexto

Los módulos se fabricaron en talleres industriales especializados ubicados en el conurbano de Buenos Aires, y se transportaron desde allí para su montaje en los sitios de aplicación. En esta etapa han sido desarrollados para cubrir las deficiencias de cobertura de servicio de combustibles en 15 localidades a lo largo de toda la Argentina, cuya demanda no alcanza la escala de una estación de servicio de la red comercial. La disposición territorial de los MAS responde a una lógica de desarrollo de poblaciones más que a una demanda estrictamente caminera, por lo que los sitios ha sido seleccionados a partir de registros de la Secretaría de Energía de la Nación (para determinar el déficit de las áreas de cobertura), del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010 (para determinar una escala de población mínima cubierta por esta nueva infraestructura) y de información complementaria aportada por los Gobiernos Provinciales. Si bien los módulos han sido concebidos y realizados con la condición de poder desmontarse y relocalizarse, los proyectos para cada localización fijaron su posición en terrenos definidos especialmente en colaboración con los municipios, determinando posiciones estratégicas desde el punto de vista de la accesibilidad y el valor institucional que adquieren estos puntos de desarrollo para cada comunidad.
Módulo #01: Las Coloradas (Neuquén).
Módulo #02: El Huecú (Neuquén).
Módulo #03: Bajada del Agrio (Neuquén).
Módulo #04: Canalejas (Mendoza).
Módulo #05: Mencué (Río Negro).
Módulo #06: Cushamén (Chubut).
Módulo #07: Santa Victoria Este (Salta).
Módulo #08: Charadai (Chaco).
Módulo #09: Rivadavia Banda Sur (Salta).
Módulo #10: Iruya (Salta).
Módulo #11: Astica (San Juan).
Módulo #12: Los Varela (Catamarca).
Módulo #13: El Alto (Catamarca).
Módulo #14: La Rinconada (Jujuy).
Módulo #15: El Chaltén (Santa Cruz).


Materia

Los módulos fueron proyectados para formas productivas muy específicas. Por un lado, las tareas in situ debían ser mínimas, e implicar la menor cantidad de materiales y muy baja especialización de la mano de obra, para volverse viables en comunidades de bajos recursos y con disponibilidad técnica limitada. Las fundaciones adoptaron entonces la forma de una platea de hormigón armado de superficie, que a la vez se integra a un pavimento en el área de carga de combustible que contiene y canaliza a desagües con tratamiento cualquier derrame de combustible. Sobre esas fundaciones, gestionadas y materializadas por los Municipios o Comisiones de Fomento, se asientan los módulos transportables realizados por AESA, una empresa especializada en construcciones para la industria del petróleo vinculada a YPF.
Las soluciones tecnológicas para los módulos implicaron el desarrollo especial de estructuras metálicas integrales con paneles modulares en forma de bastidor y travesaños-parantes, debió sin embargo resolver esfuerzos muy atípicos, como los de su izaje, su transporte, su comportamiento en suspensión al momento del montaje, etc. En este caso, los requerimientos de rigidez prevalecieron sobre la expresión tectónica, y la construcción se resolvió como cajas asentadas sobre chasis de perfiles laminados soldados, sobre los que se fijaron las panelerías de tubos de acero, revestidas al exterior con chapas pintadas y al interior con emplacados afines a cada uso.
El diseño y materialización de las instalaciones también introdujo necesidades muy particulares (tanques, surtidores, bancos de baterías, tanques sanitarios, pequeños grupos electrógenos para situaciones de emergencia, etc.) que se contuvieron y protegieron dentro de los módulos, además de los sistemas de generación de energía eólica o fotovoltaica. En este caso, se optó por integrarlos a una estructura orientable para sostener los paneles, que a la vez podía cumplir la función de alero.
Todos los elementos fueron concebidos para que su construcción pudiera realizarse completamente en taller y las acciones en el sitio fueran las mínimas e imprescindibles.


Sistema

El sistema se compone de cuatro partes principales. Una de ellas, más estrictamente definida por las lógicas de la ingeniería mecánica y derivada de las tecnologías de los contenedores y el transportes de combustible, que incluye un doble tanque de combustible y el surtidor, con sus bombas, accesos, venteos, etc., donde la envolvente opera fundamentalmente como una pantalla de seguridad, contención de derrames y protección y accesibilidad a todos sus elementos.
La segunda, un poco más afín a las materializaciones arquitectónicas, como una caja con oficina, baño y otros servicios, definida por estructuras compartimentadas y vinculadas al exterior por puertas y ventanas.
La tercera en forma de alero orientable superpuesto a caballo de ambos módulos.
La cuarta, la única realizada in situ, que resuelve las fundaciones, el pavimento de seguridad, los bolardos de defensa y todas las interfaces entre instalaciones y terreno (interceptores de combustibles, cámara de inspección para los desagües, etc.)


Vínculos

Los MAS ensamblan los componentes mayores del sistema junto a una serie de elementos móviles y complementarios (escaleras y barandillas de quita y pon, portones corredizos, aerogeneradores articulados al pie para subirlos y bajarlos para su mantenimiento regular, los tensores que los estabilizan, la disposición estratégica en cada caso de los diferentes extinguidores, la rotación según la incidencia de asoleamiento del alero, etc.) hasta definir una construcción compleja e integrada de pequeña escala, que a la vez constituye discretas pero precisas asociaciones contextuales que lo vinculan especialmente a los sitios a través de la implantación (selección de las parcelas, lógicas de ocupación, tratamientos del suelo y el perímetro, etc.) y su capacidad de configurar y organizar localmente el tejido, y de reconcebir de modo integral las circulaciones viales, redefiniendo el recorrido del tránsito pesado, las áreas de maniobra y espera de vehículos, etc.


Investigación

El proyecto de los MAS integra escalas y atenciones de investigación de muy diversa clase.
Por un lado, la reinterpretación de la cobertura territorial de redes viales y de suministro energético, y la estratégica integración de cada área a oportunidades de desarrollo a partir de su acceso a la energía para movilidad y producción, fundada en análisis estadísticos y cartográficos. Seguidamente, los relevamientos in situ considerando el análisis completo de los recorridos viales y las accesibilidades para transporte pesado, los ensayos de recorridos alternativos para situaciones temporarias, el más particular registro de los contextos urbano-rurales, incluyendo condiciones de propiedad del suelo, situaciones catastrales, hipótesis de desarrollo de los tejidos y condiciones climáticas y medioambientales.
Además, la sistematización y definición estratégica de las lógicas de implantación de los módulos con sus infraestructuras complementarias en los terrenos, los ensayos de accesibilidad de abastecimiento, crecimiento, medidas de seguridad, etc.
También, el trabajo arquitectónico sobre la integración de procesos constructivos industrializados con condiciones de producción muy precisas y tipificadas, incluyendo metodologías conocidas que no requieran inversiones especiales en equipamiento y tecnologías exóticas y sus consecuentes sobrecostos, sino que adapten y ajusten protocolos existentes para el desarrollo de los módulos en talleres locales en condiciones de ofertar sus servicios.
La investigación implicó en definitiva encontrar escenarios de proyecto donde la diversidad de escalas, actores y lógicas de producción potencien las cualidades de la obra como acción que compatibiliza diferencias y organiza su asociación hacia una forma arquitectónica y urbana con cualidades singulares, que aspira a la positiva transformación del medio.

YPF, HRA, AESA, ARCAT, otros
Prácticas Públicas

Ficha Técnica

Técnica, artesanía e industria

Hampton+Rivoira+Arquitectos (Jorge Hampton, Emilio Rivoira; arq. asociado: Roberto Lombardi)

YPF

Matías Cajarabilla, Emilia Alvarado, Anahí Fedrizzi, Mariana Cavalli.

Edgardo Sequeyra, Verónica Gilotaux

Las Coloradas, El Huecú, Bajada del Agrio (Neuquén); Canalejas (Mendoza); Mencué (Río Negro); Cushamén (Chubut); Santa Victoria Este, Rivadavia Banda Sur, Iruya (Salta); Charadai (Chaco); Astica (San Juan); Los Varela, El Alto (Catamarca); La Rinconada (Jujuy); El Chaltén (Santa Cruz).

2012

2012

2013

15.000 m2 (aprox. 1.000 m2 por localización)

1.050 m2 (70 m2 por localización)

Sistema modular industrializado autosustentable para puestos de suministro de combustible en poblaciones fuera de cobertura en la red comercial. Relevamiento in situ y plan de intervenciones urbanas particulares, proyecto de sistema y módulos, implantación, dirección de obras.