INTERFASE URBANA - Nuevos Escenarios para la Biodiversidad.

Arq. Aldao Mariana - Arq. Barrado Maine M. Macarena - Arq. Berezovsky M. Jimena - Arq. De Pol Micaela

Ícono

En el marco de la investigación del crecimiento y desarrollo de los centros urbanos, tomamos el concepto de INTERFASE, para intentar entender y explicar lo que sucede cuando los mismos se solapan con otro tipo de sistemas, en este caso la Reserva Natural Militar (RNM) y luego proponer una intervención que sea capaz de integrar las partes disgregadas del territorio que habitamos, agregando además un valor diferente al que ya poseen en algunos casos.
Según el estudio que realizamos de toda la corona periférica de la ciudad de Córdoba determinamos que el borde Oeste de la mancha urbana, en todo su recorrido Norte-Sur, presenta especiales características en cuanto a los elementos que la componen. Se manifiesta con mayor énfasis la desconfiguración de la trama urbana, la aparición de grandes espacios residuales con potencial a aprovechar, escenarios urbanos opuestos y superpuestos sobre el mismo territorio y además está en contacto directo con la RNM.
Nos planteamos el desafío de superar esa mera condición de borde generado principalmente por la vía de circulación vehicular rápida (Av. Circunvalación), intentando generar una comunicación a distintos niveles entre los elementos que consideramos de valor urbano y otros nuevos que se pueden incorporar.
Según el reconocimiento específico de cada tramo del recorrido Norte-Sur y las tensiones que van generando los distintos componentes urbanos circundantes, manifestamos la posibilidad de trabajar con tres sectores con roles predominantes, que van a enfatizar el carácter de cada tramo y que servirán de base para la generación de nuevas propuestas de intervención, sin dejar de lado la interrelación entre las mismas y por ende sin dejar de lado el concepto de UNIDAD. Entonces, en el sector UNO se desarrolla todo lo referido a “recuperación y saneamiento”, el sector DOS contiene el rol “productivo y educativo”, y el sector TRES se enfoca en el rol “turístico y cultural”. Todos tienen en común la idea de una gestión impulsada desde lo institucional con soporte en lo público.

ALDAO-DE POL-BEREZOVSKY-BARRADO

Contexto

A partir del análisis de la situación territorial de la ciudad, determinamos zonas críticas en relación al crecimiento y expansión del suelo urbano, además de zonas a preservar, como la reserva natural militar (RNM). Pero acompañando estos fenómenos van apareciendo otros elementos, producto de la falta de planificación consiente en base a intereses colectivos, y no solo de intereses inmobiliarios o asentamientos irregulares como lo son algunas de las villas de emergencia que allí aparecen, con todo el conflicto que ambos procesos de urbanización implican, por eso es que creemos necesario el desarrollo de un plan general que regule el crecimiento y uso de esta porción de territorio. Dentro de los factores que influyen en el ordenamiento territorial encontramos dos elementos que por un lado determinan el crecimiento y la evolución y por el otro le otorgan ciertas características físicas, ambientales, paisajísticas y vivenciales, denominados RECURSOS ATRACTORES y FACTORES DE RIESGO. Frente a las inercias del trazado, ocupación e imposición sobre el territorio, la idea es plantear nuevas lógicas como sistema de transición, territorios rururbanos entre la ciudad y el paisaje. La interfaz resultante será entre los ciudadanos y el medio ambiente con el fin de crear un dialogo real entre los habitantes y el sistema natural. Una interfaz, que incluya plataformas de observación, actividades de investigación, intercambio entre lo natural y lo construido.


Materia

Se plantean nuevos elementos atractores, respondiendo a los diferentes alcances del proyecto urbano-sectorial, nuevos equipamientos, un ordenamiento del tejido barrial, re-distribución de usos, generación de flujos múltiples y cambiantes que permitan la simbiosis entre los fragmentos de la ciudad y la reserva, llevar la ciudad al verde y el verde a la ciudad.
Proponemos incorporar elementos que respondan a las necesidades socio-físico-ambientales estructurados a partir de tres roles principales, el rol recreativo, el rol productivo y el rol educativo-turístico-cultural, donde la materia la componen el agua, lo vegetal, y el espacio público. Aparecen entonces lagunas de retención, respondiendo a la problemática de las inundaciones, se recupera el borde del canal y se nutre de vegetación y sedimentos para la depuración natural de los desechos, se plantean campos de cultivos, huertas alternativas de participación comunal (las cuales utilizan el agua recolectada para riego), aparecen microcentros informativos nutridos de transportes y áreas de espera para la actividad turística, utilizando en todo momento como soporte principal el ESPACIO PÚBLICO.


Sistema

El proceso de acción se desarrolla con mayor énfasis en el sector dos (productivo y educativo) creando una plataforma de actividades que conecta la reserva y la ciudad, logrando un intercambio externo entre los barrios que componen el eje y la reserva (RNM), una estrategia enfocada en el componente social y basada en la multifuncionalidad de proyectos y actividades que incitan a la participación colectiva. Proponemos dos edificios/tiras que enmarcan y determinan el ágora y desde los cuales se vuelcan las actividades sobre ese gran espacio público, con espacios recreativos, plataformas de cultivo, plantaciones arbóreas, logrando la participación y la producción barrial.
A nivel interno proponemos una serie de actividades específicas que caracterizan el espacio, y que organizadas dentro de cada tira configuran el eje productivo y el eje educativo que funcionaría a partir de ciclos y procesos de intercambio, provocando finalmente esa costura entre las partes, celebrando por sobre todo el proceso de intercambio social y cultural. Consideramos que de esta manera damos respuesta a algunas de las problemáticas detectadas desde diferentes escalas, generando puestos de trabajo, centros especializados en temas ambientales, en procesamiento de residuos, nuevos escenarios para el intercambio de experiencias (paseos, ferias, festivales). Además se incorporaría al inconsciente colectivo el hecho natural, no menor en este punto de la cuidad donde se presenta esta situación única al tratarse de un reservorio natural tan importante, que nos permite impulsar un polo educativo especializado, con aulas, talleres, auditorios, parque-escuelas, entre otros.


Vínculos

Se llega a una trama compleja de vínculos que se dan en diferentes escalas e intensidades, fuertemente ligados al rol predominante de cada uno de los tres sectores. A escala territorial los mismos se generan a partir de la divulgación y la incorporación de la RNM en un sistema de actividades, redes de circulación, protección y mejoramiento que involucran a todos los asentamientos que la rodean. A escala urbana el vínculo se manifiesta a través del paisaje y la configuración de todo el borde Oeste de la ciudad como así también por el peso que genera este nuevo polo dentro de la configuración actual del territorio con los demás polos funcionales existentes. A escala barrial-sectorial, los vínculos cobran mayor intensidad por las actividades específicas que el mismo contiene, vínculos culturales, recreativos, sociales, económicos. Proponemos puntos articuladores dentro del tejido de actividades y equipamientos, los cuales podrían materializarse como edificios o como simples puntos informativos, de conexión, o de soporte temporal. A nivel global se intenta además reforzar el papel de lo institucional, entendiendo que éstas, en combinación con un espacio público de calidad, nos otorgan el marco adecuado para la integración y vinculación de los distintos componentes que hacen a la ciudad.


Investigación

La investigación intenta encontrar nuevas relaciones y escenarios en el marco de la ciudad que habitamos, busca poner en crisis algunas de las situaciones urbanas y rururbanas instauradas y aceptadas como la única manera de entender y hacer la ciudad.
El elemento de mayor interés, por la necesidad de preservación, es la RNM, pero consideramos que es desde los centros urbanos que la rodean (grandes o pequeños) desde donde debemos actuar más contundentemente, ya que el encuentro entre los mismos y este gran pulmón verde nos otorga situaciones particulares de gran interés y con mucho potencial a aprovechar teniendo siempre presente que el mayor valor está en la preservación del mismo.
Dentro de la escala territorial de este trabajo desarrollamos a nivel masterplan, como podrían ser las “interfases” en los distintos tramos del borde y sus relaciones tanto hacia el interior de la RNM como hacia el exterior tomando otros puntos del área metropolitana de la ciudad que podrían estar en relación con este centro. Determinamos la zona UNO, en el borde Norte, con una fuerte impronta turística, con la presencia del Río Suquía, pero fuertemente amenazada por el constante avance y construcción de barrios cerrados. La zona DOS, área seleccionada para profundizar el trabajo. Y la zona TRES, en el borde Sur, entendida como un eje fuerte de circulación a potenciar y mejorar, el cual podría incorporar un sistema de trenes dada la potencial conurbación con las ciudades y asentamientos que van apareciendo en el recorrido (tomando como antecedente el caso Córdoba-Villa Allende).

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Arq. Aldao Mariana - Arq. Barrado Maine M. Macarena - Arq. Berezovsky M. Jimena - Arq. De Pol Micaela

Facultad de Arquitectura y Diseño - Universidad Nacional de Córdoba.

Arquitectura 6 D

Profesor Titular: Arq. Barbaressi Carlo - Profesor Adjunto: Arq. Mondejar Adolfo - Jefe de Trabajo: Arq. Villarino Marcela.

Arq. Martinez Mónica - Arq. Bina Liliana - Ex-centro clandestino La Perla - Aula Abierta de Montaña.

Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño - Universidad Nacional de Córdoba.

2012