Habitación Urbana . Tejido

Nicolas Oro, Nahuel Figueroa, Estefania Rave, Mariela Mas, Victoria Acuña, Isis Litvan, Nicole Folcia, Antonella Gatti

Ícono

El nivel tres de Arquitectura del taller Forma&Proyecto de la FADU/UBA parte de asumir al curso como comienzo del trabajo con la diversidad y la complejidad entendidos como elementos constitutivos y determinantes del proyecto; situación que requiere del entrenamiento en el reconocimiento de las distintas instancias y variables, como así también de distintas formas de selección y evaluación, de modo de permitir operar con las mismas en todas las instancias del proyecto.
Los ejercicios de este curso continúan y amplían la experimentación sobre modelos materiales y su manipulación, permitiendo indagar acerca de temas tales como la densidad, infiltraciones, extensiones e hibridaciones en la trama urbana. Esto permite analizar estrategias de contextualización, configuración y disposición del espacio, reflexionando acerca de sus potencialidades. Problematizar sus posibles sentidos y significados constituyen los temas troncales de la cursada, estimulando el pensamiento crítico reflexivo en los estudiantes.
El proyecto se desarrolla a partir del análisis-manipulación de materiales de proyecto, tomando como base la crítica y transformación de algún aspecto constitutivo del caso trabajado. Este modo de operar es parte esencial del proyectar, debiendo tenerse en cuenta que no son análisis meramente teóricos o paralelos al ejercicio de la cursada, sino que son en efecto, los pasos iniciales que delimitaran las acciones posteriores. Cada estudiante hace visible tanto los temas propuestos en el taller como temáticas específicas del caso asignado que apropiará durante el su proceso de proyecto.
Los trabajos se organizan entorno a las distintas instancias y categorías de proyecto las cuales serán explicitadas en charlas y teóricas. El trabajo en taller se considera de vital importancia ya que en él se propicia el intercambio entre todos los integrantes; convirtiéndose éste en un espacio de debate y clarificación de propuestas. El curso promueve la adquisición de conocimiento que conduzcan al desarrollo de las capacidades operativas, las explicaciones teóricas y la conciencia crítica propias del saber universitario.
Estos elementos categoriales y procedimentales son objeto de explicitación confluyendo en el desarrollo de un agrupamiento centrado en lo doméstico con usos complementarios inserto en un entorno barrial preexistente o de futuro crecimiento, definiendo la especificidad del curso.

taller atres_f&p

Contexto

El taller aborda la dimensión urbana de sectores específicos de la Cuenca Matanza-Riachuelo con el objeto de indagar acerca de los distintos modos de habitación presentes en el territorio metropolitano de Buenos Aires como parte indisoluble del espacio urbano, atendiendo uno de los principales desafíos del proyecto y la gestión en la ciudad Latinoamericana.
La reflexión y generación de nuevas alternativas proyectuales y de gestión capaces de revertir ciertos procesos vigentes, constituye una de las cuentas pendientes que nuestra disciplina mantiene, tanto en el ámbito académico como en el profesional, constituyendo el objetivo fundamental de nuestro trabajo.
La mirada multiescalar es uno de los ejes centrales propuestos, intentando establecer la necesaria convivencia entre distintos modelos de hábitat y su relación contextual urbana.
En tal sentido el tema de la densidad urbana, se introduce tomando como caso de estudio, la manzana donde vive cada estudiante. Consideramos que son espacios conocidos y apropiados por cada uno, posibilitando un registro, una lectura más allá de lo perceptible por cualquier transeúnte, incorporando los imaginarios e historias barriales. El trabajo de todo el taller como conjunto, ofrecerá tantos casos como estudiantes, habilitando, mediante parámetros iguales, establecer comparaciones entre las distintas formas de habitar y construir la ciudad.
Estas pueden explicitarse a través de categorías tradicionales (sensibles, geométricas, técnicas, etc.) como mediante otras originales propuestas que devienen del estudio específico que lleva adelante cada estudiante. Esta unidad pretende apropiar herramientas de interpretación, reflexionando acerca de su pertinencia y modalidades de comunicación, abarcando escalas de conjunto y de componentes, tipificando espacios, elementos urbanos, técnicas constructivas, usos y prácticas, manifestaciones sensibles, dimensiones, infraestructurales, etc. Estos productos y su mostración, tienen por objeto construir un corpus capaz de contribuir a fundamentar el nivel justificativo de la práctica proyectual a desarrollar.
El posterior desarrollo de un conjunto de viviendas pretende sistematizar el trabajo realizado a lo largo de la cursada, mediante operaciones de repetición y diferenciación, atendiendo a cada tipo de inserción propuesta. La configuración de los proyectos se prevé mixturada o hibridada como consecuencia de las diversas solicitaciones programáticas, desatendiendo opciones repetitivas u homogeneizantes. Esta mixtura tipológica resultante debe apoyarse en una relectura de las condiciones de densidad, como garante de urbanidad y atendiendo a uso optimizado del suelo como recurso escaso.

taller atres_f&p

Materia

En nuestra disciplina asumimos que es la propia Arquitectura el material por excelencia con el que contamos. Son las obras construidas y proyectos el material del cual disponemos, los que debemos utilizar de insumo para nuestros proyectos tanto a nivel teórico como proyectual propiamente dicho. Denominamos a los casos de trabajo específicos con el término material entendiendo que son elementos que pueden transformarse. No solo permiten visualizar determinados temas de la disciplina sino que a partir su análisis y manipulación se vuelven insumos concretos del proyecto.
El trabajo con materiales es entendido como parte del proceso iterativo de un proyecto por lo que se trata de un ciclo de prácticas que se dan de manera no lineal ni sucesiva en el tiempo. Implicando la práctica de la concepción del hacer pensando y el pensar haciendo. Análisis, indagación, transformación, manipulación o bien manipulación, análisis, etc. En consecuencia son herramientas para aprender a hacer.
El desarrollo del ejercicio interior-reversible parte de la asignación de un material distinto a cada estudiante con el cual trabajará. Se desarrolló una conceptualización para facilitar y ordenar los temas sobre los cuales reflexionar. Se plantean entonces dos duplas, que encierran temas básicos y relevantes en la Arquitectura lo denominamos componentes, estructura-cerramiento y equipamiento-mobiliario. Asimismo se proponen unas categorías de análisis específicas para cada uno de ellos en forma de pares gradientes. La estructura se vinculará con la correspondencia: excéntrica, yuxtapuesta. El cerramiento con el espesor: lo uno y lo múltiple. El equipamiento con la extensión: nítido, difuso. Y el mobiliario con la flexibilidad: estático, dinámico.
Es a partir del redibujo del material y su documentación, no de manera reproductiva sino reflexionando críticamente que se puede problematizar entorno a los temas propuestos. El redibujo es en sí un nuevo material producido por cada estudiante, es una primera manipulación de la obra o proyecto asignado que le permite aprehender sus lógicas interna. La siguiente instancia plantea operaciones que colaboren a la transformación de los materiales a partir de la realización de una maqueta. La misma no es de la totalidad del material sino de un recorte de la obra, les otorgamos las dimensiones de una la lonja o sector a desarrollar de manera de homologar algunos parámetros y facilitar las comparaciones y trabajo colectivo en el taller. En esta instancia la concentración esta puesta en la escala de detalle en el desarrollo de piezas, sectores o componentes referidos a un proyecto mayor. Cada estudiante a partir del redibujo debe establecer qué sector del material resulta más interesante para continuar el proceso de proyectación. La maqueta no es la réplica del redibujo sino que habiendo tenido una primera instancia de reflexión y redibujo se insta a una segunda donde ese material es transformado con criterios específicos, es apropiado y resignificado por el estudiante. Inclusión, estratos, envolvente, repetición, encastre y espesor son algunas de las operaciones propuestas y posibles que encierran lógicas y decisiones de proyecto que encierran maneras de transformar, deformar, variar el material de origen.

taller atres_f&p

Sistema

El ejercicio de habitación incorpora la variable de totalidad, nuevamente se le presentan a los estudiantes una serie de categorías en esta instancia urbanísticas y tres inserciones diferentes donde deben especificar y desarrollar lo propuesto.
El énfasis esta puesto en la gradación entre interior y exterior, explorando los conceptos de masa interna-masa externa y su condición de reversibilidad. El mobiliario y la arquitectura, la materia y el espacio, el dinamismo y movilidad, la comprensibilidad e incomprensibilidad, explicitan pares definitorios en esta relación. La factura de los cerramientos como membrana y su relación con la disposición interna de los equipamientos, pretende producir reflexiones por un lado sobre la materialidad, el ritmo, las texturas, las visuales y la expresión formal; por el otro sobre el acondicionamiento térmico, la iluminación natural y las ventilaciones según el tipo de cerramiento. La satisfacción de la funcionalidad interna se conjuga con la necesidad de significación contextual, redefiniendo la visión envuelto – envolvente.
Las prefiguraciones se realizan en distintas inserciones con el objetivo de reflexionar en y desde el tejido existente, produciendo proyectos de infiltración (al interior de una trama urbana consolidada o en consolidación), bloques (en áreas de reconversión urbana proponiendo alta densidad) y tejidos (en los bordes de las áreas urbanas, anticipando futuros crecimientos). Para cada tipo de inserción se establecen parámetros similares de densidad, buscando como resultado tejidos de baja altura y media densidad y de media altura y media densidad, explotando pedagógicamente su comparación. La discusión acerca de la densidad y extensión de nuestros tejidos en condiciones centrales, barriales y periféricas resulta de especial interés para la redefinición de políticas espaciales apropiadas a la región.
El curso propone sondear los sistemas de composición abiertos generando una nueva materia prima capaz de aportar otras configuraciones diversas. Se entiende aquí el tejido como un sintagma formal resultante de la articulación de los siguientes elementos constitutivos: un trazado geométrico (organización abstracta subyacente que define la disposición de componentes diversas, unificando su lectura), componentes virtuales (transparencias, vacíos intersticiales), materiales (traslúcidos conformantes del continuo construido), y nucleares (delimitadas y opacas, macizos incluidos en el continuo construido). Se exploran en definitiva diversas modalidades de articulación de estas componentes propuestas en términos entitativos a fin de prefigurar diferentes tipos de tejido.

Conceptualmente se organizará el desarrollo del proyecto atendiendo a las distintas categorías temáticas (contextualización, configuración y disposición), los sistemas de representación (organizativo, objetual y perceptual), como comunicadores de la propuesta y las etapas temporales del proyecto (propuesta, articulación y especificación); promoviendo debates en torno a cada una de las instancias y temáticas de modo de clarificar los alcances y posibilidades de cada una. En este momento del proceso de proyecto deben condensarse las decisiones y producir tanto en maqueta como en dibujos el material pertinente para dar cuenta del proyecto.

taller atres_f&p

Vínculos

Los programas a desarrollar tienen por objeto permitir al alumno acceder a una nueva escala de resolución con un fuerte acento en la relación del proyecto con el entorno y las variables contextuales dadas. En este sentido proponemos entender nuestras ciudades como escenarios de una serie de condiciones permanentes (flujo, referencia, habitación, intercambio, deslinde) las cuales asumen diversos paradigmas formales a lo largo de la historia. El proyecto ha de trabajar sobre estas condiciones para prefigurar las formas contemporáneas que lo manifiesten.

El paisaje es entendido aquí como un concepto en construcción permanente definido por la interrelación entre lo natural y lo artificial reflexionando sobre nociones de paisaje, espacialidad y tectonicidad.

taller atres_f&p

Investigación

La propuesta general de forma&proyecto de la FADU/ UBA es trabajar desde la síntesis entre método y objeto desarrollando tanto la prefiguración de objetos específicos como los métodos de enseñanza. El taller de proyecto debe básicamente capacitar en la formulación de proposiciones transformadoras. Si algo define el proyecto es su voluntad de anticipar lo que aún no es. Esta capacidad debe basarse en la explicitación de caminos de búsqueda y exploración, los cuales deberán necesaria y complementariamente demostrar su eficacia en la definición de sus productos.
Partimos de asumir al saber Proyectual como una forma específica de producción de conocimientos que tiene como objetivo propio la transformación del entorno, a partir de la comprensión e interpretación de lo existente con el fin de proponer y prefigurar nuevas presencias. Este ciclo de interpretación, prefiguración y concreción le asigna al Proyecto un rol fundamental en la construcción de la cultura, en el reconocimiento colectivo y apropiación social de pasados compartidos y perspectivas futuras.
Entendemos nuestra práctica y su enseñanza como forma de reflexión, combinatoria de producción y comprensión, pretendiendo desalentar las falsas dicotomías entre hacer y pensar. Teoría y práctica no son entendidas en el proyectar como divergencias, sino como fases o dimensiones de una misma lógica investigativa. No se trata de entender la Arquitectura como un saber más hacer sino como un saber que incluye un hacer, es un saber en sí.
Como campo del saber y para poder trabajar en él; se impone reconocer y comprender las distintas categorías; instancias; temporalidades y niveles que le dan forma y lo estructuran para así poder comprender las condiciones y potencialidades que le son propias.
El desarrollo de Arquitectura tres gira entorno a la explicitación de estos elementos constitutivos del proyectar; de modo de disponer de herramientas conceptuales y referenciales imprescindibles para incorporar enfoques y lineamientos necesarios para comprender y elaborar modelos teóricos.
Se organiza a partir de una serie de ejercicios diferentes vinculados entre sí. No hay una primacía de alguno por sobre los demás ni están dispuestos en el cronograma de manera tal que se va incrementando la complejidad a lo largo de la cursada sino que la complejidad es siempre la máxima pero se van planteando diferentes maneras de abordar los temas. No hay esquicios y luego proyecto sino que desde el comienzo de clases se está proyectando y a la vez trabajando con aspectos teóricos que se van de a poco incorporando a la práctica y dependen en gran medida de los intereses propios de los estudiantes. Estos trabajos, se focalizan en sendas variables o categorías de proyecto, tomadas estas tanto en su desarrollo independiente como en su contribución articulada a una propuesta totalizadora. Abordan distintas variables-categorías según los recortes temáticos específicos.
El Proyecto ha de trabajar sobre estas condiciones para prefigurar las formas contemporáneas que lo manifiesten. Los programas a desarrollar tienen por objeto permitir al alumno acceder a una nueva escala de resolución con un fuerte acento en la relación del proyecto con el entorno y las

taller atres_f&p
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

Nicolas Oro, Nahuel Figueroa, Estefania Rave, Mariela Mas, Victoria Acuña, Isis Litvan, Nicole Folcia, Antonella Gatti

Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo / Universidad de Buenos Aires

Taller forma&proyecto

Javier Fernández Castro, Matias Horacio Torres, Lucia Solari, Daniela Vago, Carolina Ubalde

Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo / Universidad de Buenos Aires

Tercer Nivel

2012