el MUEBLE HABITABLE, experiencia de investigación proyectual

Ícono

Un mueble habitable es una forma de colonizar el objeto arquitectónico partiendo desde el vacío puro, por medio de una estrategia, teniendo en cuenta envolventes, aperturas, lo exterior e interior, la topología del lugar, no el espacio como lo interpreta la modernidad, sino el vacío inconmensurable y complejo de la contemporaneidad. Es una práctica proyectual que busca la investigación y nuevas formas de apropiarse de un sitio, para transformarlo en habitable. Centramos la estrategia en el desarrollo de prácticas programáticas, en los equipos, su significación y su capacidad de determinar y habilitar el objeto arquitectónico.
Es en estas aguas en las cuales navegamos en la Cátedra de Equipamiento B , materia de nivel V de la Carrera de Arquitectura de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNC.
El futuro de nuestras ciudades se está gestando justamente en las ( en nuestras) facultades de arquitectura , debemos prepararnos, y enseñar a pensar como para dar respuesta a los permanentes cambios , a los desafíos actuales y futuros. Se debería pensar en un arquitecto que sea flexible que se acerca a la realidad, darle instrumentos para desarrollar esa autonomía personal con pensamiento crítico reflexivo.
Se propone desde Equipamiento B, involucrarse de manera comprometida , compleja y concreta con el hábitat domestico, planteando desde el Equipamiento nuevos modos de habitar lo existente, sus posibilidades de mutación, transformación o re-uso. Teniendo en cuenta al hombre y al grupo que integra como una sustancia no estática, que se modifica a lo largo del tiempo, modificación que debe ser acompañada por esa otra piel que es la
Arquitectura. El ejercicio de diseño del Mueble Habitable es una posibilidad para reflexionar sobre el hombre contemporáneo, es una instancia para investigar cómo los equipos colonizan el OA y son capaces de habilitarlo.

MH Alumno Valentin Bruger

Contexto

Conocer las modos de vida no es solo tema de estudio de sociólogos , psicólogos , antropólogos, sino que nos atañe a los arquitectos de modo directo para utilizarlo como una variable más en la práctica proyectual, es un insumo directo donde el mundo real ingresa para participar activamente. Habitar la arquitectura hoy es permitir la creación de mundos para el sujeto de este tiempo, construyéndolos a partir de un pensamiento arquitectónico reflexivo.
Durante el segundo semestre los alumnos trabajaron en este ejercicio que llamamos Un Mueble Habitable para Tríptico. Cada alumno debía resolver en un equipo o sistema de equipos todas las posibles actividades, ocasionales o permanentes que realice el grupo de habitantes o eventuales visitantes. Se asigno de una grilla con múltiples combinaciones un habitante o grupo que debían ser caracterizados por los alumnos a los efectos de dar respuesta a las necesidades y requerimientos planteados, mas una materialidad que fue también determinada. Fue fundamental la realización y estudio de un programa cualitativo y cuantitativo.

PH Maria Jose Veron

Materia

Zygmunt Bauman introduce el concepto de “mundo líquido” para definir el actual momento de la historia en el que las realidades sólidas se han desvanecido dando paso a un mundo más precario, provisional, ansioso de novedades , con frecuencia, agotador. Un mundo que Bauman ha sabido explicar como pocos. Según él , modernidad significa modernización obsesiva, adictiva, compulsiva. Modernización significa no aceptar las cosas como son, sino cambiarlas en algo que consideramos es mejor. Lo modernizamos todo. Tomamos las reglas, las relaciones, los objetos y tratamos de modernizarlos. No viven demasiado tiempo. Eso es el mundo líquido. Nada encuentra una forma definida que dure mucho tiempo. Hoy la mayor preocupación de nuestra vida social e individual es cómo prevenir que las cosas se queden fijas, que sean tan sólidas que no puedan cambiar en el futuro. No creemos que haya soluciones definitivas y no sólo eso: no nos gustan. Estamos acostumbrados a un tiempo veloz, seguros de que las cosas no van a durar mucho, de que van a aparecer nuevas oportunidades que van a devaluar las existentes. Y sucede en todos los aspectos de la vida. Y eso que es así con los objetos materiales funciona igual con las relaciones con la gente y con la propia relación que tenemos con nosotros mismos, cómo nos evaluamos, qué imagen tenemos de nuestra persona, qué ambición permitimos nos guíe. Todo cambia de un momento a otro, somos conscientes de que somos cambiables y por lo tanto tenemos miedo de fijar algo para siempre. Los cambios van y vienen. Mucha gente está hoy convencida de que ya hay alternativas a esta liquidez, pero que son invisibles porque aún están muy dispersas.
Los núcleos de familias tradicionales como conocíamos hasta hace un tiempo se amplían y mutan en múltiples y diversos modos de conformarse: nuestros posibles clientes para éstos nuevos escenarios de la vida cotidiana pueden ser cualquiera de estos modelos, que en el censo de 1990 fueron llamados Unidades de Convivencia. Nos encontramos cada vez menos con familias conformadas por un padre que trabaja fuera de la casa para mantener un hogar con esposa e hijos, para dar lugar a familias que pueden ser ensambladas, parejas homosexuales, familias con menos niños, familias donde los rituales propios de encuentro o aislamiento toman otras características: a ellos debemos dar respuesta.
Bucear en sus comportamientos hasta reconocer practicas, valores, costumbres, hábitos, sin dejar de lado los deseos, los sueños, los imaginarios, es parte de este reto .

MH alumno Juan Pablo Garcia

Sistema

Según expresamos en el libro de Cátedra OBJETO ARQUITECTÓNICO EQUIPADO, uno de los principales ideales de la sociedad contemporánea en la que vivimos, es la negación de la existencia de valores absolutos y la aceptación de la diferencia y la pluralidad, como así también la idea de flexibilidad, incertidumbre y complejidad. Esto sienta las bases para un número ilimitado de formas de vivir, y por consiguiente, de habitar. Sabiendo que el hombre construye su hábitat en la medida que se construye a sí mismo, entendemos que los programas, tal cual los conocemos, están siendo re-programados. Así mismo, conservan mucho de sus objetivos primarios, e incorporan otros que se adaptan al hombre contemporáneo. Para la modernidad, los programas debían diseñarse a partir del relevamiento de un problema y ofrecer una solución. Hoy, en cambio, los programas son múltiples interpretaciones de distintas realidades, que contemplan complejas acciones programáticas, y dejan libertad para que cada usuario encuentre su forma de habitar.

MH alumna Agostina Keil

Vínculos

Se trabajo intensamente en maquetas escala 1 en 20, mas detalles ocasionales de estudios de encuentros , nudos, uniones en escala real . Fue fundamental la investigación de las características técnicas, tecnológicas y posibilidades formales de los materiales asignados para realizar el equipo.
Como expresa Fernando Porras en el Diccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada, los materiales tienen una forma precisa y procesos de fabricación, es materia preparada, elaborada, manufacturada o industrializada. La diferencia es profunda ya que caracteriza dos ideas, en primer lugar la sustancia propia y luego el carácter del material. Toda materia que usamos en equipamiento tiene orientaciones, un revés y un frente, posiciones, espesores y debilidades. Estos valores deben ser tenidos n cuenta para proponer donde y como colocar cada material. EL MATERIAL TIENE IMPLÍCITA UNA IDEA ARQUITECTÓNICA.
Las posibilidades tecnológicas de repetición personalizada, a la que podemos fácilmente acceder hoy, nos permite la creación de elementos con un alto grado de sofisticación o complejidad.
La relación material con las cosas es llevada al límite, y permite el uso de nobles materiales o alternativas artificiales, altamente sospechosas pero recubiertas por la capacidad del diseñador para otorgar un discurso narrativo a esos materiales acordes con el destinatario.
El plano, el módulo o lo paramétrico son presupuestos válidos para pensar el sistema, pero también para pensar la producción, implementación y posterior re-uso del objeto.
[ sistema / cnc / laser / paramétirco / codigo de barras / catálogo / kits / menú / datos / flujos / dispositivos / conectores / guias / bisagras / i-3d ]
La lista de títulos podría seguir hasta el infinito (MATERIALES, ESTRATEGIAS, OCUPACIÓN, IDEAS, ETC ) y encontraríamos en cada una de ellas razones y términos para procurar un nueva mirada sobre el equipo-mobiliario con el que opera el hombre contemporáneo en el interior de una habitación.
Pero mas allá de estas cuestiones lo trascendente es la relación inter-subjetiva e inter-objetiva entre Objeto Arquitectónico (AO), el Hombre y los Equipos, entender estas variables y atravesarlas por la contemporaneidad, como otra dimensión de diseño, es el desafío con el que se enfrenta el diseñador en la era de la información.

PH Maria Jose Veron

Investigación

En este contexto enseñar a pensar como dar respuesta a las nuevas forma de vivir implica reconocer claramente el momento y las consecuencias en el habitar , y más aun en el soporte físico que será el escenario de este habitante .
Como construir lugar en estos tiempos fluidos es el desafío, como enseñar a hacerlo es un ensayo permanente. Pensar y ejercitar el hacer una arquitectura de sentido, más que una de espectáculo, es el objetivo.

Programa MH alumna Verónica Jozami
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

FAUD UNC

EQUIPAMIENTO B

GALLARDO/ VERON/ FIGUEROA/ MENGO/ LIBERATI/ MACHUCA/ GIANFELICI/ DUNKLER

FAUD UNC CATEDRA DE EQUIPAMIENTO B

NIVEL 5

JULIO 2015

OCTUBRE 2015

Proponemos desde la cátedra una mirada comprometida y concreta con el hábitat doméstico y formular desde nuestro lugar una mirada que aporte a mejorar dicho hábitat.
Proponemos una fuerte mirada objetual, utilizando la caja arquitectónica como fondo del proceso de enseñanza-aprendizaje en esta instancia y operando en su modificación por medio de la incorporación de objetos y tratamiento de envolventes.
Cuando el proyecto de Equipamiento es doméstico, opera con las identidades y valores de los sujetos que habitarán ese Objeto Arquitectónico, proponiendo adaptabilidad funcional, aprovechando al máximo los recursos disponibles y logrando transformarse en vehículo intersubjetivo entre el hombre y la caja arquitectónica que lo contiene.
Es el MH un dispositivo que permite pensar la Arquitectura en función de nuevas variables para el diseñador, maniobrar con otras escalas, resolver técnica y tecnológicamente problemas emergentes de sus propias ideas y proyectos en pos de contribuir a la síntesis y el trabajo de “multiescalaridad”, del territorio al detalle. 
Estas prácticas vinculadas a lo efímero, al acontecimiento, relacionadas a la movilidad, nomadismo, des-localización, caracterizan una relación inter-subjetiva entre el hombre, el MHA, el OAE y la ciudad.