conVIVIR entreTEJIDOS

Esteban, María Florencia - Navarro, Guadalupe del Valle - Petrussa, Georgina Andrea

Ícono

El proyecto de vivienda social se repiensa desde la perspectiva del compartir, generador de oportunidades, formador de comunidad y nueva forma de generar mayor densidad haciendo así del habitar y de la ciudad un todo más sostenible. Para lograrlo se entremezclan usos/actividades, comercial de pequeña y gran escala en planta baja, dispositivos comunitarios de servicios, esparcimiento y productivos de escala intermedia y residencial. Se entremezclan también situaciones de vida, familias clase media, media – baja que pueden y quieren acceder a un financiamiento de una vivienda que garantice su “derecho a la ciudad”, jóvenes profesionales que no están contemplados en los departamentos que ofrece el mercado inmobiliario e incluso jóvenes del interior que vienen a estudiar por un período de tiempo a La Docta.

Elaboración propia - Ilustraciones: Ignacio Minolli

Contexto

La ciudad de Córdoba crece indefinidamente, devora el “infinito” territorio circundante con casas unifamiliares de baja densidad. Los espacios vacíos de oportunidad inmersos en ella son casi nulos; construir en los que existen afuera sería colaborar con el proceso de fragmentación y extensión urbana ya latente, proyectar en los escasos y codiciados vacíos dentro de la misma debería contemplar una mixtura de usos apoyada por una alta densidad residencial para contribuir a una ciudad más sustentable. Los barrios tradicionales más próximos al centro están siendo transformados por los insaciables inversionistas. Los demás barrios que la conforman quedan deshabitados por el desplazamiento de su gente en búsqueda de una “mayor calidad de vida” hacia las afueras. Entender que la ciudad ya está construida, que no necesitamos ciudades nuevas dentro de ciudades, que la infraestructura urbana y dotaciones de servicios ya existen, hace a una MIRADA REGENERATIVA. Re-generar es generar de nuevo. No señala por tanto un fin inmediato que se alcanza con la acción propuesta, sino la puesta en marcha de un proceso que identifica potencialidades, memorias, habitantes y se erige como factor desencadenante que colabora a un desarrollo urbano más inteligente, sostenible y socialmente inclusivo. Bajo esta mirada crítica de cómo construimos ciudad y hacia dónde vamos, es el objetivo de nuestro proyecto propulsar cambios beneficiosos a un sector urbano degradado pero con potencial para transformarse en una nueva área residencial: Sector Mercado Norte, Centro.


Materia

Las viviendas se resuelvan con simpleza y practicidad constructiva, siendo acordes al contexto en el cual se insertan. La estandarización es clave en el proceso productivo de las viviendas. Cada bloque funciona independientemente, con una modulación de 3 x 3 basada en el uso de la perfilería IPN 30 de 6m de largo tal como se consigue en el mercado, evitando así desperdicios, disminuyendo los cortes, regularizando los procedimientos y garantizando la viabilidad y economía de la propuesta con la mano de obra local. La adaptabilidad de la propuesta al tejido variable y condicionante en el que está inserta, se resuelve con la incorporación de las Pasarelas: éstas simplemente se apoyan sobre la estructura de las viviendas y se adecúan al cambio de dimensiones transversales del conjunto. Este elemento de circulación diferencia las escalas, unifica el proyecto, enfatiza la conexión y le otorga dinamismo a la propuesta. La estructura filar que se plantea, de mínima superficie, liviana, permeable, de máxima integración física y visual, permite la generación de espacialidades fluidas, propicias tanto para la escala urbana como para la escala tipológica que se propone:
-En las Viviendas integra espacios interiores/intermedios y exteriores.
-En Planta Baja urbana, el espacio lleno de columnas en aparente desorden, es apropiada por los puestos de la Feria, regenerando la espacialidad típica del Mercado.

Las unidades de vivienda recrean la tipología de casa chorizo de cuartos sucesivos en relación a un espacio común de acceso, donde el núcleo húmedo concentrado hacia el acceso, libera una planta flexible en donde los placares mejoran la aislación de los muros al sur, como así también el sistema de puertas plegadizas y corredizas que permiten integrar los cuartos al espacio común configurando espacios de mayor dimensión.


Sistema

El sitio está limitado por el Río Suquía, borde urbano de escala territorial, y contiene retazos de historia de la ciudad como lo es el viejo edificio de Mercado Norte, elementos que a pesar de su importancia para esta en el tiempo, hoy se ignoran. Se plantea entonces un espacio vinculante entre ellos, de carácter y apropiación pública apoyado por “La Feria”, como actividad propia que se da de manera espontáneo aledaña al mercado y de forma puntual e histórica en distintas calles de Córdoba. Además, el sitio se encuentra totalmente construido, casi en su totalidad ocupado por usos comerciales mayoristas no compatibles con un área central, lo que colabora en su monofuncionalidad e inseguridad. El partido opta entonces por ser parte del tejido ya existente, en parcelas degradadas y pacibles de renovación, cediendo espacio verde a los vecinos e introduciendo también el uso habitacional que garantice el dinamismo del sector en todas las franjas horarias.

Se hace accesible el CENTRO DE MANZANA, conformación característica de nuestra ciudad, generando un espacio de carácter y apropiación pública que vincula el Río-Mercado y en el que se desarrollan actividades de “ Feria” y espacio verde para los vecinos.

La intervención funciona como REGENERADORA, con un accionar puntual, buscando reactivar y renovar el sector.
En pos de esa renovación se crea un SISTEMA ADAPTABLE y capaz de REPETIRSE en los típicos lotes entre medianeras de la ciudad, y así poder solucionar otros problemas urbanos similares al presente en este sector.


Vínculos

Se busca lograr espacios de habitar que den una respuesta atractiva, coherente y apropiada para la ciudad. Generar casas en altura en vez de departamentos y así revertir preconceptos de los ciudadanos acerca de lo que es la calidad de vida urbana arraigado en el imaginario cordobés.
Se incorporan usos mixtos en el sector que reactiven la zona y variedad de usuarios en un mismo proyecto, replanteándose la idea tradicional de vivienda social en pos mayor inclusión.

Desde lo tipológico optamos por la reinterpretación de la conocida e identitaria vivienda del sector: “La casa chorizo”, popular, de habitaciones en hilera, galería lateral (concibiéndolo como el lugar social integrador por excelencia) y patio, de interiores despojados, factible de ser construida por etapas, de simple manufactura, flexible y adaptable en el tiempo. De igual manera proponemos que estas características se den pero en altura, poniendo en jaque el concepto inmobiliario de “departamento en altura” por “casas en altura”.

Cada bloque de viviendas se conforma de una unidad por piso. Pudiendo ser estas de 2 tipologías diferentes:
-la Tipología familiar, de 1- 2o 3 cuartos.
-Y la Tipología comunitaria para mayor número de personas.

La Galería es el espacio de mayor importancia del planteo tipológico. Es un espacio intermedio que le sirve a la vivienda de diferentes modos:
-Como circulación, conectando todos los espacios de servicios con los personales y permitiendo el acceso independiente a estos.
-Como espacio de uso común,
-Como extensión de cuartos, una integración de los espacios armando lugares de mayor tamaño.
-Como dispositivo ambiental, un colchón de acondicionamiento climático en el cual tanto la disposición como las dimensiones y los cerramientos contribuyen a mantener al interior en el clima de confort.
La galería es también concepto, un lugar muy arraigado culturalmente en nuestras viviendas. Así, la tipología repiensa con este espacio esos usos y costumbres que tenemos.


Investigación

Concluimos que la vivienda social entendida como vivienda para personas de menores recursos no deja de generar más divisiones, de seguir remarcando la segregación social en las ciudades. Consideramos entonces, que la mejor forma de realizar vivienda social es entendiendo que la sociedad está formada por todos y por tanto, la arquitectura debe fomentar la formación de comunidad, promulgando la interacción entre los diferentes actores de la misma en el espacio doméstico y primario para el hombre: la vivienda. La cual, al ser la porción mínima de ciudad y la tipología más repetida, se convierte en la clave para lograr la interacción e integración de la sociedad.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Esteban, María Florencia - Navarro, Guadalupe del Valle - Petrussa, Georgina Andrea

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño - UNC

Arquitectura 6D

Arq. Manuel Alazraki - Arq. Adolfo Mondejar - Arq. Marcos Ardita

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño - UNC

6° Año - TESIS

Abril 2014

Noviembre 2014

6470 m2

Primer Premio Instancia Nacional y Primera Mención Honrosa Instancia Internacional Latinoamérica en el marco del 7° Concurso Alacero 2014. Tema “Vivienda Social de Altura Media”.